El antropólogo Alonso Ponga ofrece mañana una conferencia en el Liceo

23 de febrero de 2015

Pronunciará, en la Sala de la Palabra a partir de las 20.00 horas, la charla "Mi" Semana Santa, "nuestro" patrimonio. Reflexiones sobre religiosidad popular y patrimonio inmaterial en Castilla y León

|| El prestigioso antropólogo José LuisAlonso Ponga se une este martes a los actos con motivo del XXV aniversario de la Tertulia Cofrade Pasión con una conferencia en la Sala de la Palabra del teatro Liceo a partir de las 20.00 horas. El director del Centro Internacional de Estudios de Religiosidad Popular: la Semana Santa, perteneciente a la Universidad de Valladolid, pronunciará una charla que ha titulado "Mi" Semana, "nuestro" patrimonio. Reflexiones sobre religiosidad popular y patrimonio inmaterial en Castilla y León.

Alonso Ponga, profundo conocedor de este fenómeno, aporta algunas notas previas para centrar la cuestión que abordará en un acto de acceso libre al que desde la asociación cultural animamos a participar por su alto interés.

La Semana Santa es un fenómeno cultural y social basado en la religión, que cada vez se piensa más como patrimonio sea éste material o inmaterial. 

El patrimonio es una convención social de un grupo que elige los elementos y los hechos culturales a través de los cuales se siente representado. Lo crea, lo hace evolucionar y, cuando no le sirve, lo olvida o lo cambia de significado creando otro a veces con los mismos o parecidos elementos. 

La Semana Santa, como religiosidad popular, es la manifestación pública de unas creencias que siendo universales (para el mundo católico) cada grupo las propone según sus normas. Pero el grupo, en este caso la cofradía, se basa en individuos que se juntan para exponer públicamente su manera de vivir la fe y expresar la religión en un contexto espacial y temporal concreto. 

El patrimonio que se genera en la Semana Santa tiene una base material, en las tallas, en los hábitos, en los pasos, en los bordados, en el paisaje urbano que recorren las procesiones, pero sólo tiene pleno significado cuando está mediatizado por el conjunto de cofrades que con sus vivencias dan nuevos significados a lugares comunes, exaltan imágenes a veces olvidadas el resto del año en un templo o convento, llaman la atención sobre himnos y cánticos que fuera de este momento carecerían de relevancia. 

El cofrade es la base de la Semana Santa, porque sólo él en hermandad es capaz de dotar de significado pleno a los recorridos, dar realce a las imágenes o crear ambientes que provocan con su estética al espectador. 

El patrimonio, en cuanto creación del grupo, se enriquece por la acción de sus miembros sobre el arte, la historia y la música hasta proporcionar al turista nuevos mensajes y mejores discursos celebrativos de la cultura. Le brinda nuevos lenguajes para que comprenda la profundidad emotiva que subyace en cada uno de los actos semanasanteros. Además, la polisemia del patrimonio cultural y su capacidad de representación y mediación entre el grupo que lo crea y los espectadores que lo consumen abre la perspectiva para la creación y el enriquecimiento del propio patrimonio inmaterial. 

Con el soporte de Free WordPress Themes