Ana Iglesias: "Las mujeres no tienen que esperar a que las llamen para los cargos"

06 de abril de 2014

La nueva presidenta del Silencio pasó ayer por la Tertulia, donde manifestó su voluntad de apostar por los jóvenes y la acción social

||  Ana Iglesias es la tercera mujer que se coloca al frente de una cofradía en Salamanca. Sustituye además a otra fémina, a quien relevó en octubre como presidenta de la Hermandad del Silencio. Ayer estuvo en la Tertulia Cofrade Pasión y en su intervención expuso que, en su opinión, el conflicto entre hombres y mujeres en la Semana Santa es ya cosa del pasado. "Las mujeres tienen que dar el paso e implicarse en las tareas de gobierno. No tienen que esperar a que las llamen para los cargos", declaró.

La dirigente de la cofradía pizarraleña explicó que, tras ser elegida, los jóvenes se convirtieron en su objetivo prioritario y por este motivo se realizan muchas actividades encaminadas a integrarlos. También otorga mucha importancia a la acción social. En este tiempo, han organizado conciertos solidarios, recogidas de juguetes y otros actos en beneficio del barrio, una acción caritativa que se encarga de coordinar la parroquia de Jesús Obrero en la que tienen su sede canónica. Tras la Semana Santa nada se detendrá y, al contrario, ofrecerán formación a los jóvenes y renovarán la página web de esta corporación del Sábado Santo.

En la tertulia también se abordaron cuestiones como la propuesta de remodelación de horarios y días de salida de las procesiones. En lo referente al Domingo de Resurrección, Iglesias aclaró que el pequeño acto que hacen a las puertas de su templo no es un desfile, sino un símbolo integrado dentro de la eucaristía, realizado de acuerdo con el sacerdote y sin ocupar la vía pública, dado que no salen del recinto de la iglesia.

Preguntada sobre si se les ha propuesto adelantar su jornada penitencial, explicó que se le sugirió a la anterior junta directiva, aunque se pospuso cualquier gestión hasta que no se solucione el problema de la tarde del Viernes Santo. En cualquier caso, Agustín Martín Encinas, uno de los fundadores de la hermandad y que ayer acompañó a Iglesias, indicó que en sus orígenes la cofradía se adaptó al Sábado Santo, con la autorización eclesiástica en su momento, y que el cortejo sólo tiene sentido ese día.

Con el soporte de Free WordPress Themes