"Las cofradías tenéis un gran papel y el Papa Francisco está de vuestro lado"

22 de octubre de 2013

El franciscano Antonio Luis Nicolás apunta que "la vuelta a lo esencial" también llegará a las hermandades en este Pontificado

|| Con un lenguaje certero y ameno, con las ideas muy claras y con un profundo sentido de Iglesia en misión. Con todo eso llegó el hermano Antonio Luis Nicolás el pasado sábado a la Tertulia Cofrade Pasión, durante la sesión inaugural del curso en la que se abordó la religiosidad popular ante el mensaje del Papa Francisco, punto de partida de dos horas de coloquio que discurrieron por varios interesantes afluentes de la cuestión principal.

"Tenéis un papel impresionante que jugar y muchas cosas a favor. Al Santo Padre lo tenéis de vuestro lado", señaló este religioso de la Fraternidad Franciscana de la Cruz de San Miguel de Serrezuela (Ávila). No tardó en apuntar que la principal característica de la labor que viene desarrollando Bergoglio desde primavera es la de la "vuelta a lo esencial".

La empresa no es fácil.

Antonio Luis recalcó que lo esencial en las cofradías es "fe, Iglesia y compromiso". Y ello se alcanza con la integración de la hermandad en la parroquia, una situación difícil en Salamanca por la estructura de sus corporaciones, varias de ellas agrupadas en iglesias del centro de la ciudad carentes de culto o con limitación de acceso. No obstante, se apuntaron mejoras en los últimos quince años y ejemplos de gran sintonía con los respectivos capellanes. "Si quitamos la fe, la fraternidad y el sentido de Iglesia, ¿en qué nos quedamos?", cuestionó este primer invitado.

Ante los conflictos entre cofradías y sacerdotes, criticó a quienes ven en los laicos una fe y un papel de segundo nivel. También la carencia de formación por parte de los últimos: "¿Quién ha acompañado en la formación a la gente? Es un problema de catequesis generalizado".

"La cofradía no se puede convertir en un escondite donde cada uno vive de forma apasionada sus propias pasiones"

"La cofradía no se puede convertir en un escondite donde cada uno vive de forma apasionada sus propias pasiones", indicó este buen conocedor de la piedad popular. "La Semana Santa tiene que ser algo más serio y a veces se frivoliza. ¿Qué pensaría María si viera nuestros desfiles procesionales?", preguntó. Y la interrogación quedaba suspendida en el aire vespertino.

Preguntado sobre la cuestión de la sencillez impulsada por el Pontífice argentino, el hermano Antonio Luis aseguró que "la liturgia se va a simplificar. Las mitras perderán piedras preciosas. Una nueva cofradía no tiene por qué fundarse con una estética de hace trescientos años". Las hermandades no serán ajenas a estos cambios, pero con una premisa clara: "No se trata de reducir en preciosidad, sino una cuestión de coherencia". En esa línea, instó a respetar el patrimonio acumulado dado que "las imágenes devocionales son destinatarias de un sentimiento" que, no obstante, ha de ser orientado. Porque la caridad es primordial.

* Fotografía: Pablo de la Peña

Con el soporte de Free WordPress Themes