Pérez Ciudad explica que no se contempla la salida del Perdón desde las Úrsulas

10 de junio de 2013

El hermano mayor de la cofradía del Camino de las Aguas
participó el pasado sábado en la Tertulia Cofrade Pasión

|| José Ángel Pérez Ciudad nunca quiso ser un primer espada en la Semana Santa y solo la muerte repentina de Santiago Hernández en enero de 2012 le obligó a colocarse al frente de la Hermandad del Cristo del Perdón, el magnífico crucificado de Pérez de Robles de cuya bajada y subida en la capilla de las Bernardas se encarga desde 1986. Y así se presentó el pasado sábado en la Tertulia Cofrade Pasión, donde comentó aspectos actuales de esta cofradía del Domingo de Ramos.

Desde ese segundo plano de continua colaboración, conoce bien a esta corporación que atraviesa por las dificultades propias de estos tiempos, con pocos recursos económicos y un porcentaje escaso de participación, un hecho en común a la mayoría de las cofradías. La procesión, en su línea, no ha notado descenso de público por la coincidencia con Jesús Despojado desde el pasado año, apuntó Pérez Ciudad, quien también expuso que el barrio de la Prosperidad, en el que tiene su sede canónica la hermandad, no se identifica con esta. Entre las altas anuales puede haber una o dos de la zona, pero no motivadas por un sentido de pertenencia.

Preguntado sobre si la cofradía ha contemplado la posibilidad de iniciar su desfile desde un templo más céntrico como por ejemplo las Úrsulas —un debate recurrente—, expuso que podría ser buena opción, aunque no se ha llegado a plantear dado que las monjas del monasterio del Camino de las Aguas, propietarias de la talla, no lo contemplan en ningún caso.

Otra de las cuestiones abordadas fue la idoneidad del paso Camino del Calvario, aunque su retirada no se sopesa dado su arraigo entre las cargadoras. La posibilidad de desligar progresivamente las listas y cuotas del Perdón y su cofradía matriz, la del Cristo de la Agonía, con el objetivo de mejorar la situación económica de ambas —entre las dos suman seis pasos— fue otro asunto comentado, al igual que el proceso para conseguir el indulto de un recluso de Topas, cuyos primeros trámites se inician en verano. De los presos liberados hasta ahora ninguno se ha inscrito como hermano, aunque alguno sí ha tenido detalles con la hermandad.

Con el soporte de Free WordPress Themes