Un verano atípico entre "Mixticismos", escombros y el Cristo del Humilladero

15 de septiembre de 2014

La Tertulia aprovecha el parón estival para realizar una amplia
reforma en su local, además de participar en varias actividades

|| Lo habitual es que en verano la Tertulia Cofrade Pasión baje la trapa por vacaciones. El tamaño de sus tazas (quien las conoce, lo entiende) no permitiría tomar café con hielo, de forma que lo más aconsejable por encima de los treinta grados es pausar la Semana Santa durante casi tres meses. Sin embargo, no ha sido así este 2014 por una razón perentoria: la reforma de su sede en el Patio Chico, llevada a cabo en agosto aunque sus preparativos y remates se han extendido a lo largo de varias semanas. La obra, ejecutada para sanear los muros y solventar los problemas de humedades, ha desencadenado otros trabajos que han derivado en una mejora global de local, más espacioso y con un renovado aspecto.

De la intervención se ha encargado el contertulio Jacinto Palomero, del Humilladero peñarandino. Su festividad, celebrada el 11 de agosto, fue motivo de reunión para los integrantes de la Tertulia, que se desplazaron hasta la villa salmantina para participar en su procesión y posterior convite.

Festividad del Cristo del Humilladero y reforma del local de la Tertulia
Por último, antes de iniciar un nuevo curso, el 12 de septiembre miembros de esta asociación cultural, acompañados de amigos y colaboradores, se acercaron a la exposición "Mixticismos", organizada por el Instituto de las Identidades en el Palacio de la Salina de la Diputación. El etnógrafo Juan Francisco Blanco, director de esta entidad, realizó una visita guiada por una muestra que recopila objetos que explican múltiples aspectos de las devociones populares e identidades de la provincia de Salamanca y trata de responder a cuestiones como "¿de qué materia está hecho el espíritu?" o "¿cuáles son los contornos tangibles de las creencias populares?".

Con el soporte de Free WordPress Themes