"El aniversario de Liberación servirá de reimpulso tras un momento complicado"

14 de enero de 2014

La Tertulia repasa con miembros de la Hermandad del Cristo del Amor y de la Paz los veinticinco años de su genuino y rico desfile 

|| La sección del Cristo de la Liberación, perteneciente a la Hermandad del Cristo del Amor y de la Paz, llega este año a su cuarto de siglo, buen momento para repasar su trayectoria. Así lo hicieron el sábado varios de sus miembros encabezados por su presidente, Alejandro Martín Encinas, o el hermano mayor del paso del Yacente del cementerio.

En el inicio de la sesión se destacó la riqueza de esta sección, que acumula obras de Jerónimo Prieto, además de un panteón en el camposanto al que por ahora no se ha dado uso por el coste que supone su acondicionamiento. En cualquier caso, la idea no sería trasladar ahí la obra de Vicente Cid. Lo que sí se sopesa es la posibilidad de una reforma en la capilla, de forma que el Cristo pueda ser venerado desde el exterior a través de una reja, dado que permanece cerrada buena parte del tiempo.

"El aniversario servirá para reimpulsar", explicó Martín Encinas, que lo ha planificado en la misma línea de los celebrados en los últimos años: el cuadragésimo de la cofradía del Arrabal o el vigésimo quinto de María Nuestra Madre. Reconoció que "la sección pasó un momento complicado". El artista Andrés Alén, miembro de la hermandad y asistente a la cita, elogió a los actuales responsables de la misma, pues "si no hubiera sido por la gente de ahora, no celebrábamos nada". No obstante, recordó que "el 85 por ciento de la fundación se debe a Daniel Herrero". De cara al aniversario, se está trabajando en una exposición y varias conferencias.

Miembros de la hermandad del Cristo del Amor y de la Paz | Fotos: P. de la Peña
Martín Encinas inició hace algunos meses su segundo mandato. Los cuatro primeros años los asumió como "de transición" y ahora se plantea "otros cuatro de cambios" para mejorar. Uno de ellos podría ser la unificación de cuotas para reglar situaciones que en la práctica ya están sucediendo. Además, se están recomprando hábitos para que el color blanco -del Jueves Santo- no predomine sobre el negro del Viernes. Sobre una posible idea de intentar abaratar el coste del hábito, desde la Tertulia se opinó que "forma parte de la grandeza de la procesión", por lo que "no se debería cambiar la tela". También se depurará la lista de hermanos, pues aunque constan uno 850, se cree que el número real ronda los 700.

A lo largo de dos horas, se abordaron numerosas cuestiones. Se recordó el gran incensario que se proyecto inicialmente o como "el material de polvo de alabastro -con el que está realizado el Cristo de la Liberación- condiciona el devenir de la hermandad" por su peso. También el acierto de haber suprimido la banda de música del cortejo desde Fonseca o no haber repetido el encuentro con la Soledad. Sobre la posible reorganización de los horarios procesionales, la sección apoyaría adelantar su salida.

Con el soporte de Free WordPress Themes