"La disolución del Santo Entierro tiene que servir para reestructurar la Semana Santa"

04 de marzo de 2013

Tres de las cuatro hermandades que integraban la procesión general del Viernes Santo comentan su decisión y los retos
que se presentan con sus desfiles ahora independientes

|| Hubo un tiempo en que debatir de la Procesión General del Santo Entierro derivaba en incómodas tiranteces. Eso ha cambiado. Así se puso de manifiesto en la tertulia celebrada el sábado y en la que participaron tres de las cuatro cofradías que integraban hasta ahora el desfile de la tarde del Viernes Santo y que el pasado enero decidían emprender un nuevo camino con cuatro procesiones independientes. Sobre el camino que ha llevado a esta situación y el reto que ahora se presenta departieron Antonio Santos, presidente de la Vera Cruz, Alejandro Pérez de la Sota, hermano mayor de Jesús Nazareno y Pedro Martín, su homólogo en Jesús Rescatado.

Santos abrió el turno de intervenciones por ser la suya la corporación más antigua. Expuso la "insatisfacción" de la hermandad de la calle Sorias después de que en 2007 intentaran abandonar la procesión, algo a lo que entonces se opuso el Obispado. Aparcaron el proyecto, pero en diciembre Jesús Nazareno convocaba a las cuatro cofradías a una reunión en la que exponía su voluntad de procesionar en solitario, punto que la Vera Cruz decidió apoyar. Tras llevarlo al pleno de la Junta de Cofradías y reunirse con el obispo, Carlos López, esta vez la propuesta sí fructificaba.

"Algo ha cambiado porque se puede debatir", declaró De la Sota, que observa que la Semana Santa salmantina vive "un momento histórico con todo a favor" para emprender una reestructuración en los días y horarios de salida de distintas hermandades: "No solo no es inviable, sino que es imprescindible". Y es que en el coloquio surgió la posibilidad de si alguna de las hasta ahora cuatro hermandades de la procesión general podría reubicarse en otra jornada, asunto que habrá que abordar con tiento.

Martín, de la congregación de San Pablo, confesó que la idea del Nazareno fue "una sorpresa. Defendimos la unidad. Estábamos dispuestos a irnos si éramos el problema. Pero dos cofradías tenían el deseo de hacer algo distinto". En su diagnóstico de la situación, cree que "faltaba comunicación y sobraba egoísmo. No era culpa de nadie y era culpa de todos".

Algunos de los participantes en la tertulia | Fotos: Pablo de la Peña
Rescatado apuntó que "un año perfecto no lo ha habido en tres décadas" y que el desfile se había ralentizado "por la cadencia de las agrupaciones musicales". "Desde 2007 todo ha ido a peor porque no había voluntad", un punto en el que Vera Cruz mostró su desacuerdo. En cualquier caso, Martín apeló al respeto por el público de la ciudad" y coincidió con De la Sota: "Esto tiene que servir para reestructurar la Semana Santa".

"El cambio ha sido posible porque han cambiado las personas, por la actitud de la Junta de Cofradías, porque el obispo ha visto unanimidad y porque ya hubo un primer intento", resumió De la Sota, quien resaltó  que ha sido fruto del "acuerdo con debate, de conversaciones largas y pacíficas", con un resultado "incruento". "La procesión del Santo Entierro sigue existiendo", recordó al apuntar que ahora estará integrada por los siete pasos de la Vera Cruz, que discurrirá por el itinerario tradicional.

En cuanto a la solución de urgencia de este año, por la que todas las hermandades realizarán el mismo recorrido con media hora de distancia, coincidieron en que servirá de "ensayo" que dará paso a un cambio mayor a partir de 2014. Sea como fuera, nadie se plantea ya dar marcha atrás.

Con el soporte de Free WordPress Themes