Unas raíces genuinas, la clave del Cristo del Perdón para realzar su procesión

13 de noviembre de 2011

Su hermano mayor, Santiago Hernández, participó ayer
en un animado coloquio en la Tertulia Cofrade Pasión

|| La Hermandad del Cristo del Perdón tiene unas raíces propias y únicas con las que lograr realzar su procesión. Esa es la principal conclusión de la visita de su hermano mayor, Santiago Hernández, a la Tertulia Cofrade Pasión ayer. Durante su primer año en el cargo, Hernández ha introducido mejoras en su desfile que pretende continuar el próximo año. La cofradía quiere potenciar su presencia en el barrio de La Prosperidad para arraigar entre los vecinos y estudiará aspectos como modificar su recorrido.

La próxima Semana Santa será, a falta de aprobación definitiva, la primera con dos hermandades en la calle el Domingo de Ramos, al coincidir el Perdón con el debut de la Hermandad de Jesús Despojado, lo que podría restarle público al celebrarse esta en el centro. Es algo que en la cofradía causa cierta incertidumbre, pues se descarta incluir el casco histórico en su itinerario. A ese respecto, entre los asistentes se aportaron ideas como recuperar el paso por el Parque de los Jesuitas, lugar por el que ya transitó el cortejo en los noventa y del que se guardan gratos recuerdos.

El Perdón cuenta con uno de los mejores crucificados de la Pasión charra: el Cristo de Bernardo Pérez de Robles, una talla de finales del XVII que en 2012 será imagen del cartel anunciador. Además, es la cofradía que ostenta el privilegio de redimir a un preso gracias al indulto concedido por el Consejo de Ministros. Este año ya se potenció con acierto el acto que tiene lugar en el Arco del Perdón, en la avenida de la Aldehuela, donde se escenifica de manera simbólica la liberación del recluso.

Momento de la tertulia con la Hermandad del Cristo del Perdón
A Hernández, que participó en una animada tertulia otoñal en la que le acompañó el hermano mayor del Cristo de la Agonía, Santiago Velázquez, le preocupa el descenso del número de hermanos que participan en los desfiles de las cofradías salmantinas y la escasa afluencia a los actos y cultos que se organizan durante el año. En su caso, han recuperado la festividad de la hermandad por San Bernardo y se han reestablecido los contactos con la cercana parroquia del Milagro de San José.

Con el soporte de Free WordPress Themes